Mi cesta

Mini carrito

NUESTRA HISTORIA

Creada en Italia, en el lejano 1920 gracias a una idea empresarial de su fundador, M. Nunzio Cassata, hoy en día Nuncas Italia es una de las sociedades más especializadas en la producción y venta de productos para: el lavado y cuidado de los tejidos, la limpieza y el cuidado de la casa, y la perfumación de los ambientes de la misma. La pasión por la búsqueda de materias primas naturales y puras ha llevado además a Nuncas Italia a imponerse en el campo del cuidado personal con una línea completa de productos totalmente fiables para el cuidado de la piel. En más de setenta años de vida, la empresa nunca ha olvidado su objetivo: la constante búsqueda de la excelencia para satisfacer completamente al cliente. Por ello, nuestra actividad está centrada sobre todo en la función de Investigación y Desarrollo. Garantizar productos siempre innovadores y específicos, asegurándonos el respeto del cliente por el medio ambiente, es el principio que siempre nos ha guiado. Nuestros más de 200 productos específicos para todo tipo de necesidad en el cuidado y limpieza de la casa son el resultado de un riguroso y exhaustivo Control de Calidad que, a partir de la selección de las materias primas, supervisa cada fase de la elaboración del producto. Hoy al igual que ayer, la fuerza de Nuncas Italia se basa en un principio fundamental: no alinearse con la estandarización del mercado sino satisfacer a los clientes más exigentes con productos de gran calidad.

Recorre nuestros momentos más importantes con nosotros

Nuestra historia
1911

1911

A los 26 años, el siciliano Nunzio Cassata llegó a la estación Central de Milán con una pequeña idea empresarial y una de sus inseparables cometas. Importaba plantillas para zapatos y las vendía a zapateros y artesanos del calzado… Pero con la llegada de la autarquía, Nunzio tuvo que encontrar otra intuición...

1920

Cuando la moda de la época imponía vestirse de blanco de pies a cabeza, Nunzio Cassata lanzó el “Bianchetto White Nuncas”, el único producto en Italia que permitía mantener los zapatos perfectamente inmaculados. Nunzio creó así una pequeña empresa de carácter artesanal...

1920
1952

1952

El hilo de la cometa Nuncas pasó de la mano de Nunzio a la mano de su hijo Salvatore Cassata. Mientras continuaba el ascenso de la actividad, Salvatore Cassata lanzó la línea de ceras para suelos LIVAX y la línea Glicetta, enriqueciendo aún más la gama de productos Nuncas…

Años ’60-‘70

Los años del boom económico. Nuncas se impone desarrollando una serie de productos innovadores: desde la pasta lavamanos para tipógrafos al ambientador en spray para la casa, pasando por el primer suavizante y limpiador para cristales y espejos, para llegar a la cera spray para muebles y al exclusivo detergente para materiales sintéticos.

Años ’60-‘70
1978

1978

Después de algunos años de duro trabajo, esfuerzo y sacrificio se lleva a cabo el gran salto: de empresa artesanal, Nuncas se convierte en sociedad de capital, transformándose en Nuncas Italiana S.r.l.

Años ‘80

Nuncas se convierte en una empresa con 31 empleados. Nos encontramos ante la tercera generación: Rosy Cassata, hija de Salvatore, que junto a su marido Luca Manzoni hacen que la sociedad adquiera la imagen de una empresa industrial dinámica y a la vanguardia: Nuncas Italia S.p.A. En esos años nace VITTORIA VERDE, una línea de productos para la higiene y el cuidado personal que convierte la búsqueda de la naturaleza en su principio inspirador.

Años ‘80
Años ‘90

Años ‘90

El hilo de la cometa pasa de manera definitiva a Rosy y a su marido Luca. Salvatore Cassata encomienda a su hija la creación de una nueva marca de fragancias para el hogar, que evocan emociones: nace así COMPAGNIA DEI PROFUMI, una línea de ambientadores para el hogar y de productos para la protección de los tejidos.

2008

Rosy Cassata y su marido Luca Manzoni inauguran el nuevo establecimiento de Settimo Milanese, la primera planta industrial italiana energéticamente autónoma y completamente eco-sostenible.

2008
Hoy

Hoy

Nuncas representa una realidad consolidada no tan solo en el ámbito italiano, sino también en el panorama internacional europeo, gracias a la preparación técnica continuamente actualizada de los laboratorios, pero también a la pasión y a la atención dedicada al cliente, una actitud que permite que la cometa Nuncas siga volando hasta alcanzar alturas cada vez mayores.